Amores de dos minutos y medio

Poso para la foto y noto cómo Arantxa C me estira la camiseta por la espalda para que se vean bien las letras.

Se ríen cuándo comento que parece la madre de la novia cuando le arregla la cola del vestido al llegar al altar. Con un chasquido “Triple Step” queda inmortalizado en la isla.

Les cuento que es el nombre de la escuela de swing dónde aprendo a bailar lindy hop, les cuento que estoy encantada de la vida, que la gente es estupenda, que la música es muy alegre, que el baile es un chute de vida y que es muy divertido porque bailas cada canción con una pareja distinta. Les cuento también que la foto es para un concurso que ha organizado la propia escuela.

No les cuento que, por primera vez, puedo decir que tengo pareja.  Vale, se trata de pareja de baile pero Frankie Manning, uno de los padres del lindy hop, decía “durante los dos minutos y medio que dura una canción permaneces enamorado de su música y de la persona con la que estás bailando: un triángulo amoroso perfecto en el que no sabes a quién elegir”.

Yo elijo esas sonrisas que me sacan a bailar, esos ojos que se clavan en los míos, esas manos que agarran mi cintura, esas risas de tanto girar… y atesoro un amor de dos minutos y medio tras otro.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s