Noruega

Escríbeme

Es fácil encontrar al “Hombre frente al mar”, una escultura de hierro fundido de más de cuatro metros de altura.

Es un hombre en proceso, una criatura marina que va adoptando una forma humana para poder morar en la tierra. Tiene marcas en el cuerpo como una raja en la espalda en la que se alojaba la mochila que ya soltó. Empezará un nuevo ciclo en tierra firme sin olvidarse del mar; ofreciéndole un cristal en forma de obelisco.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es hombre-frente-al-mar.jpg
Hombre frente al mar en el municipio de Bø

La “Cabeza” tampoco se esconde. Partiendo de Eggum, solo tienes que seguir el camino de tierra a lo largo del lago. Un camino fácil que te permitirá observar cuánto te rodea al no tener que estar pendiente de dónde pisas. Solamente tienes que hacer esto -moverte y observar- especialmente cuando te encuentres con la “cabeza”, pues es la única forma de ver la sorpresa que te depara.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es cabeza1.jpg
La cabeza en Eggum. Recuerda: muévete y observa

El “Hombre frente al mar” y la “Cabeza” forman parte de la llamada Artscape Nordland, una colección de arte internacional que consiste en treinta y cinco obras de arte colocadas en el paisaje de varios municipios de Noruega.  Imagínate una galería de arte sin paredes ni techo y con una superficie de cuarenta mil kilómetros cuadrados.

Artscape Norland se creó con la idea de que una obra de arte, con su presencia, crea su propio lugar. A su vez, la obra de arte hace visible su entorno, de forma que el lugar adquiere una nueva dimensión. Por experiencia sé que es así. La primera vez que leí un poema de Acke Zetterberg, un autor surgido del frío, me hallaba en un precioso y conocido valle, rodeada de montañas majestuosas. A medida que leía, el paisaje nórdico del poema iba cubriendo las montañas hasta que me encontré en un lugar nuevo aunque familiar.

Al igual que el “Hombre frente al mar”, me despedí de Noruega ofreciéndole un poema de Acke Zetterberg que dejé en varios lugares:

La verdad es que me hubiera gustado ser la otra, la otra persona, la que llega a una cabaña o se sienta en una mesa a esperar y se encuentra con una nota que le susurra: un poema para ti. Sí, me gusta que me sorprendan. Así que por favor, vayas dónde vayas, coge un papel y escribe la letra de una canción que te guste, un texto tuyo o de otro, incluso dibuja si es lo que te apetece pero escribe, escríbeme.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s