Christian Bobin

Me gusta apoyar la mano en el tronco de un árbol, no para asegurarme de su existencia, sino de la mía.